Soltar para recibir más

¿Cuánto te has obsesionado con tus deseos, para que al final un día, harta de que nada suceda, simplemente lo sueltes y te des cuenta meses o años después, que lo que una vez te obsesionó de pronto ya estaba en tu vida y ni siquiera te habías dado cuenta, porque no se ve exactamente como lo habías imaginado?

What?

A ver, checa bien cómo va tu vida y dime… ¿cuántos deseos ya se te cumplieron, y no te habías ni dado cuenta? Te garantizo que muuuuuuchos más de los que piensas.

Bueno, pues eso pasa cuando estás dispuesta a «soltar» para recibir. ¿Cómo funciona esto? ¿Qué es lo que hay que soltar? ¿Y si lo que llega no me gusta? Todas estas preguntas seguramente te las has hecho antes para justificar porqué te es tan importante tener un vision board bien a la mano en tu cuarto, o porqué haces tus afirmaciones diarias (¿ya te dije que no soy fan?), o porqué te encanta visualizar con pelos y señales todos y cada uno de los deseos que quieres manifestar.

Ojo, no tengo nada en contra de todas las herramientas anteriores. Son útiles y, seamos honestos… cada quien sus preferencias. ¡Solo digo que no permitas que te limiten para recibir algo incluso más mágico que lo que tu mente pudo imaginar!

Ok, volviendo al tema… ¿qué es lo que hay que soltar? La forma, la estructura, el «cómo» debe verse tu manifestación para que por un lado la reconozcas, y por otro lado, estés satisfecha con tu creación.

Debes estar dispuesta percibir tu deseo más como una energía que como una forma. Te pongo un ejemplo: la energía de la aventura se puede ver como una camioneta todo terreno, un viaje a un país exótico, encontrar algo nuevo y emocionante en tu patio trasero, como un nido de pajaritos arriba de tu puerta (true story, yo sí tuve un nido de pajaritos literalmente arriba de la puerte de mi casa, pero eso se los cuento en otra ocasión).

De esa manera, podrías recibir el nido de aves, agradecerlo, y decir «¿Qué más es posible? ¡Universo, muéstrame más aventuras!» Y quizás, si tu deseo era irte de viaje a un país exótico, ese deseo se cumpla mucho tiempo después… pero, ¿y qué? ¿Si ya estás viviendo las aventuras que tanto querías?

La única forma de crear más de lo que te gusta, es recibir lo pequeño y sobrecrearlo, en lugar de enojarte y frustrarte porque no llega lo que tú definiste como grandioso, o «lo que tú querías».

¿Ves porqué debes estar muy presente? ¿Alguna vez se te había ocurrido percibir la energía de un nido de pájaros en tu puerta como una aventura? Si no lo hiciste, ahí tienes un claro ejemplo de que, a veces, las manifestaciones ya están ahí, pero andamos tan en la pendeja queriendo nuestras formas y definiciones, que en lugar de disfrutar la energía que ya actualizamos y sobrecrearla, nos enojamos. ¿Te digo que vas a logar con eso? Retrasar tus creaciones en un 1000%.

En lugar de eso… suelta. Mantente presente y observa. En este momento en tu vida, estoy segura de que está esa energía que estás buscando, aunque en una propoción más pequeña que la que te gustaría. Empieza por reconocerla, agradécela, y pregunta: «¿Qué más es posible, cómo puede esto mejorar?» Y estoy segura de que así, vas a empezar a actualizar creaciones más grandiosas que lo que la mente pudo imaginar. ¿Juegas?

¿Quieres más herramientas para soltar y recibir?

Lee otras entradas del blog:

La historia de la-mujer-que-caza y sus lecciones

Voy a platicarte cómo puedes encontrar tomas de consciencia, magia y posibilidades en este libro de Jean M. Auel, El Clan del Oso Cavernario, y de paso, te contaré la historia de Ayla. Un libro super recomendado si te gustan las historias de mujeres fuertes. ¿Juegas?

«Como fruta masticada»

Un maestro de Metafísica contaba siempre una parábola como ejemplo de la clase pero sus alumnos no siempre entendían su sentido.  -Maestro,- preguntaba uno de ellos una tarde,- tú nos cuentas las parábolas, pero no nos cuentas su significado. -Pido perdón por esto.- se disculpó el maestro.- Permíteme que en señal de reparación te convide […]

«Despertar»

Para «despertar» busca toda la ayuda que puedas, lee los libros que encuentres, asiste a los encuentros que te inviten, medita, respira y espera… Todo ayuda, pero finalmente solo tú haces la alquimia, pues nada puede precipitarla, solo tu intención de que suceda, y aún si no hicieras nada de nada, espera… igual va a […]

✨¿Y si eliges una de estas energías y juegas con ella? 👇🏻

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.